Todo se queda en silencio cuando la personita que hace poco ha llegado a nuestras vidas entra en la iglesia en su primer día importante en lo que a ceremonias religiosas se refiere. Primer contacto con la fé y que es muy especial para sus padres y familiares.

Las fotos de un día como este puede hacerlas un familiar, claro que sí, pero se perderá lo mágico del momento y no disfrutará de ello como se merece. El pequeño se merece unas fotos tiernas que puedas guardar en un álbum, hacer que decoren un rincón de la casa y con una calidad óptima. Piensa que es un día único.

Esta sesión te cubrirá los preparativos del bebé, ceremonia y fotos familiares.

Se entregarán fotos del evento procesadas en alta resolución con packaging decorado y personalizado. (Un mínimo de 30 fotografías)

Ponte en contacto conmigo para informarte.